lunes, 20 de febrero de 2012

Muffins de vainilla (y consejos de los míos)

¡Hola a todos!

Como el título indica, esta entrada está dedicada a los muffins de vainilla que hice el fin de semana. Pero antes de pasar a la receta, quería comentaros unas cosas que he estado pensando.

¿Cuál es el motivo real por el que he abierto este blog? Para mí, el motivo, es en primer lugar, aprender a cocinar, y mejorar las técnicas que tengo ya aprendidas. También es importante para mí, tener una rutina sana en mi vida, no sólo a la hora de comer, si no a la hora de cocinar, o con respecto a la limpieza. Gira todo en un mismo punto: yo. Al ser yo la que cocino, yo tengo que saber qué compro, cómo uso los alimentos, cómo limpio la cocina, y cómo como. Porque, cuando empecé a cocinar "un poco en serio", me obsesionaba mucho hacer todo como en la receta ponía. Pues bien, voy a daros un consejo, que ojalá me lo hubiesen dado a mi: no importa un pimiento.

Mi definición de receta, que me voy a sacar "de los dedos" ahora mismo, es la siguiente: Conjunto de consejos escritos acerca de cómo convertir unos alimentos crudos en algo cocinado, de la manera que sea. Y ya está. Y de la manera que sea, puede ser en la sartén, en la olla, en el micro... como sea, no importa. Y tampoco importa que cambiéis el azúcar normal por azúcar moreno, o que en vez de 3 patatas, uséis una sola, o que no le pongas champiñones porque no os gustan. Las recetas son una orientación. Y yo nunca os diré "poned 3 gramos de sal, y 8 gramos de aceite". Esas cosas están prohibidas aquí. Me valen los chorritos, y como muuuuy mucho, las cucharadas. Y la sal, bueno, ese es otro tema... Porque, ¿y si os gustan las cosas, más bien sosas? Y resulta que a mí, ¡me gustan saladas! Pues entonces le ponéis los pellizcos que queráis.

En fin, no quiero ser muy rollera, pero quiero transmitiros esto: cocinar es muy fácil. Entiendo que haya gente a la que no le gusta meterse en la cocina. Yo cuando entro, hago mil cosas a la vez. Porque estoy cortando, fregando, cocinando, estoy atenta al tiempo... pero no es difícil. Ni si quiera es trabajoso. Y la mayoría de mis recetas, y hablo muy en serio, son del tipo "pon todos los ingredientes juntos, y espera a que estén cocinados". ¡Pedazo de receta! ¡De esas todos los días! Así que os animo a todos a que os metáis en la cocina, y demostréis lo fácil que es :) Y ahora...



Para 12 muffins de vainilla
175 gr de harina normal
175 gr de azúcar normal
1 sobre de levadura tipo Royal
2 huevos
175 gr de leche
2 cucharaditas de extracto de vainilla
150 gr de mantequilla derretida

Ponemos el horno a precalentar a 180º. Por un lado, mezclamos todos los ingredientes secos (harina + azúcar + levadura) y por otro todos los ingredientes húmedos (huevos + leche + mantequilla + extracto). Añadimos los ingredientes húmedos a los secos, mezclamos, y ponemos en los papelitos. En este caso, yo he usado papeles normales dentro de un molde de muffins. No es necesario tal molde. Si no tenéis extracto de vainilla, o simplemente no le queréis poner, no pasa nada de nada. Podéis usar de coco, o de azahar, de naranja... ¡todo vale! Esta receta es muy versátil en ese sentido, porque te puedes sacar de la manga muffins de sabores diversos. Llenáis los papelitos por un poco más de la mitad, y los horneáis unos 20 minutos. Cada horno es un mundo, así que vigilad que no estén crudos, o que no se os quemen. El truco del palillo es infalible.

¡Y ya está! Os saldrán unas muffins tan monas como las mías. Me encantará que probéis la receta, y me gustará más aún si me escribís contándome qué tal os ha ido. Un beso enorme a todos.




7 comentarios:

  1. Qué pintaza nena. Tengo una duda. Me compré el otro día papelitos de colores para muffins o cupcakes, vamos, como los blanquitos que veo en tu foto pero eso sí, sin el reborde redondeado, como acabados en dobleces, ya sabes. ¿Eso es suficiente? Yo es que de moldes entiendo bien poco.

    Gracias mi niña :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Claro! Puedes usar cualquier tipo de papelitos. Mi único consejo es que, una vez horneados, los saques en un máximo de 5 minutos del horno a enfriar, porque si no empezarán a sudar y se quedarán aceitados por la mantequilla. Estoy deseando que me los enseñes! ^^

      Eliminar
    2. Mi duda era (que me explico fatal) si además del papelito debo poner algún molde tipo ''alumínico'' o más rígido, ya me entiendes. Ayer compré en mercadona unos :D

      Eliminar
    3. Ya te entiendo :P Pues te comento. Yo estuve usando un tiempo unos moldes de aluminio para flanes (que me da que son los mismos que has comprado tú) y me daban muy buen resultado. Realmente no tienes porqué usarlos, yo lo hacía porque así la masa no se vence hacia los lados, y quedan más rectos. Un día en los chinos vi unos moldes de silicona muy parecidos, y tiré los otros, porque estos se lavan mejor. Ahora (un paso más, jajaja) he conseguido un molde para hacer 12 cupcakes o muffins, a muy buen precio, por internet. Tengo pensado preparar un post para enseñarlo y eso. Tú, viviendo en Madrid, podrás conseguir uno en alguna tienda física, si te interesa, seguro :) No valen más de 12€ y la verdad es que, para mí, compensa mucho.

      No me enrrollo más :P Un besito ^^

      Eliminar
    4. Que sepas que el sábado pasado fui a IKEA y vi un molde rígido para 12 o 14 muffins :) Supongo que te referirás a eso, estuve a punto de comprarlo pero por si acaso lo dejé. Lo que sí me compré fue uno para quichés y tartas finitas y redondas ^^

      Eliminar
  2. Doy fé de que los muffins estaban riquísimos :D_

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te creo, afortunado tú que lo degustas todo de primera mano ¬¬

      Eliminar