jueves, 22 de marzo de 2012

Fideuà

¡Hola a todos!

La fideuà es uno de mis platos favoritos. Se trata de una mezcla de pasta muy corta (que se llama fideuà en sí misma) combinada con tropezones de pescado, cocinado a su vez en caldo de pescado.  Para mí se trata de un plato "para el buen tiempo". Ahora que la primavera llega, y los días son más largos, me apetece más preparar una rica fideuà los domingos a medio día.



Como todos los platos, éste tiene algunos secretos. En primer lugar, no existe fideuà sin ñora. La ñora no es un pimiento, no puedes sustituir una cosa por la otra. Se trata de una variedad de pimiento, de forma redonda y achaparrada, que se deja secar al sol. Su color es de un rojo muy oscuro y su sabor es muy característico. Es lo que le da la esencia a este plato. Yo la compro de la marca Carmencita en el carrefour, y en un paquete te vienen unas 10. Solo necesitamos una para toda una fideuà, a no ser que vayas a hacer una para, por ejemplo, 10 o 15 personas.

Otro secreto es el caldo de pescado. Confieso que yo no hago el caldo, lo compro preparado. Esto lo hago por varias razones. En primer lugar, el tiempo. Si tuviese que hacer el caldo también, probablemente no haría este plato. En segundo lugar, el pescado lo compro congelado. Mi madre compra el pescado fresco y se guarda los "restos" del pescado que le limpian. Espinas, cabezas... Cuando lo compras congelado esas cosas no te las guardan. Ahora mismo no os puedo proporcionar una receta de un caldo de pescado, porque no se hacerlo, pero si vosotros tenéis alguna, es totalmente válida. Yo el caldo que compro es el de mercadona y me da unos resultados excelentes.

Otro punto del que tengo que hablar es de la pasta. Por favor, por favor, por favor. Que a nadie se le ocurra hacer este plato con fideos. ¡Prohibido! ¡Este plato se hace con fideuà! He visto que hay gente que lo hace y es para mi tan hiriente como la gente que hace paella con carne y pescado, junto. Un sacrilegio. Lo único que tenéis que saber sobre los platos típicos de la Comunidad Valenciana es que son amarillos. Lo de la paella es una leyenda urbana, no existe. La gente se dedica a hacer arroz con cosas. Yo entre ellas. Pero usar fideos para una fideuà es como hacer una sopa con espaguetis. ¿A que no pega?



Ingredientes para 4 personas
1 ñora
2 dientes de ajo
1 tomate maduro rallado
Tropezones de pescado (yo usé rape, atún y calamar. Usad lo que queráis y os guste)
1 cubito de caldo de pescado
Perejil
Caldo de pescado (el doble de lo que ocupe la pasta en volumen)
350-400 gr de fideuà
1 cucharadita de colorante amarillo
Aceite
Sal

0) Mi paso "cero" es preparar los ingredientes para que no se forme un caos. Esto es, pelar los dos ajos, lavar el perejil, cortar el calamar en rodajas, y el pescado en tropezones de unos 2 o 3 cm. También peso la pasta, la mido, y mido el caldo.
1) Trocear la ñora con los dedos y quitarle las semillas.
2) Poner aceite a calentar en una paella o sartén grande. El aceite que pongamos ahora será el que usemos durante todo el proceso, no se añadirá más. Yo lo pongo a ojo. ¿Cuánto poner? Pues ni mucho ni poco. Teniendo en cuenta que no pondremos más, haced un cálculo.
3) Cuando el aceite esté caliente, poner a freír la ñora. Es muy importante que no se queme. Sabréis que está hecha por el olor. No tardará más de 30 segundos. ¡Vigilad bien!
4) Apartar la ñora a un mortero, y cuando se enfríe, majar bien junto con los dos ajos, el perejil, y sal. A esta mezcla la llamo "el sofrito" y es la clave para el sabor del plato.
5) En la misma sartén (o paella), colocar las rodajas de calamar hasta que empiecen a dorarse. Cuando estén doraditas, añadir el resto de los tropezones.
6) Una vez esté hecho el pescado, hacemos un "hueco" en la sartén y añadimos el sofrito. Le damos unas vueltas (no más de 10 segundos) y añadimos enseguida el tomate rallado. Esto es importante porque, si lo dejamos más tiempo, la ñora se puede quemar, ya que ya ha estado al fuego. El tomate evita esto.
7) Añadir el caldo de pescado y el cubito. Esperar a que hierva y rectificar la sal.
8) Cuando hierva, echar la pasta de forma uniforme por la sartén y esperar a que se consuma el caldo.
9) ¡A la mesa!

En casa este plato lo servimos siempre con alioli. Como a mi se me corta siempre, lo compro preparado. De todos modos os dejo la receta por si a vosotros os quiere más la batidora que a mí la mía ;)

Alioli
1 huevo a temperatura ambiente
Los dientes de ajo que queramos
Sal
Aceite
El zumo de medio limón colado

Poner en un vaso de batir el huevo, los ajos a pedacitos pequeños, un pellizo de sal, el zumo del limón, y el aceite que queramos. Batir a velocidad media baja. La cantidad de alioli que sale es la misma que la cantidad de aceite que habéis puesto. ¡Cuidado con el ajo, que pica!

Espero que probéis a hacerla en casa. Si tenéis alguna duda, ¡preguntadme! Os contestaré encantada.

martes, 13 de marzo de 2012

Mi peor pesadilla: las tallas

¡¿Pero esto no era un blog de cocina?! ¡Pues sí, lo es! Pero también es un blog donde puedo quejarme de las cosas que no me gustan. Y hoy me quiero quejar de las tallas.

Es obvio que nuestra alimentación repercute directamente sobre nuestro peso. En mi caso, por ejemplo, mi cuerpo "nota" cuando me paso. Me cuesta mucho más adelgazar que engordar. ¡Vaya! Yo ya tengo aprobao el examen de engordar. No siempre fue así, cuando era una adolescente estaba, a mi parecer, muy delgada. Usaba una talla 38 y nunca tenía problemas para comprarme ropa. Todos los trapitos del mundo me venían buenos, y me quedaban de maravilla. Un día mi metabolismo empezó a cambiar, y en consecuencia mi cuerpo también lo hizo. 

¿Y qué pasa? Pasa que la sociedad me tenía como una, digamos, tia buena, delgada, alta, pelo así, o asá, y de pronto la etiqueta cambió. Y empezó a costarme encontrar ropa de mi talla. Algo que me parece totalmente absurdo. Porque, si alguien tiene duda, ni peso 120 kilos, ni tengo 80 años. No debería costarme en absoluto encontrar tallas de ropa. Pero vamos a lo que vamos. ¿Porqué me cuesta encontrar talla? Tengo 23 años. Soy bastante alta. Conforme los años pasan soy más "bastante" y menos "muy", puesto que la media va subiendo. El tema es que todo el mundo se empeña en decirme que, dado que soy "tan" alta (1.81 cm), soy GRANDE. Y ese adjetivo me parece odioso. "No, es que tu eres grande". Parece que me llamen ballena, sinceramente. Y lo cierto es que mi IMC es totalmente normal. Para tenerlo perfecto, me sobran apenas 4 kilos. Pero no hay tallas para mí.

Por supuesto, estamos hablando de tiendas "actuales". Básicamente, INDITEX. Todas sus tiendas tienen unas tallas muy, pero que muy limitadas. Creo que nunca he visto nada más allá de la 42, y es mucho decir. Lo que si que veo son tallas 32. Y dejadme que os diga una cosa. Me ofende MUCHO. ¿Qué demonios es una talla 32? ¡¿QUÉ?! Niñas (porque si son adultas, ya me da algo) con esa talla, ¡tenéis un problema! A mi me llamaban fideo de jovencita, y usaba una 38... vosotras que sois? Y lo que más me pregunto, ¿qué coméis? ¿os alimentáis, o es una leyenda urbana?

Porque entiendo que esta sociedad, con perdón, de mierda, nos empuja a perder peso. Anuncios con chicas muy delgadas, preciosas, peinadas perfectas, maquilladas, vestidas con los mejores trapitos. Anuncios de pastillas para adelgazar, de cremas anticelulíticas, de cereales para hacer dieta. Y cuando se acerca el verano, todo el mundo, hasta en la tele, animándonos para ponernos guapa y lucir palmito con bikini nuevo. ¡Pues me niego! ¡Me parece insultante! Porque yo he hecho dieta. La palabra dieta no es más que el hábito alimenticio que cada uno tiene. Y yo como muy bien. Fruta, verdura, carne, pescado, hortalizas, y dulces. Y mi cuerpo no quiere bajar, se queda como está. ¿Y sabéis qué? Me da igual. No me pienso avergonzar de mi misma. Ni voy a sentir remordimientos por comer algo que "está prohibido". Voy a seguir comiendo lo que me apetezca, y cuando necesite comprarme ropa, iré a comercios que no son discotecas, donde hay ropa de mi talla, y donde no tengo que sentirme gorda.

Y hasta aquí la reivindicación de hoy. ¡Vivan las curvas!

sábado, 3 de marzo de 2012

Cupcakes de vainilla y buttercream

¡Hola a todos!

Siento mucho la tardanza, pero no he podido preparar antes este post. Como el título indica, en este post voy a explicar cómo preparo estas facilísimas y buenísimas cupcakes.Estas cupcakes las preparé para el cumpleaños de mi madre, que vino a verme en esa fecha a Jerez, y fueron todo un acierto. Se trata de las cupcakes más fáciles que hay, sin misterio alguno. Yo, que soy un poco perfeccionista en lo referente a la cocina, no pude evitar comprar un set parisino para la ocasión. Se trata de este set:

¡Una monería! En cuanto lo vi me enamoré. Este set, y el resto de cosas que utilicé para elaborar las cupcakes y el buttercream lo compré en http://shop.mylovelyfood.com/ y no tuve ningún problema. Todo lo contrario, Ingrid, que es la chica que lleva la página, fue muy amable conmigo, y ¡hasta me regaló unos sprinkles como detallito! La recomiendo mucho :). Además, cosa importantísima, los precios están muy bien, son muy asumibles y creo que la relación calidad-precio es la adecuada.

Pero en fin, volviendo a los cupcakes. ¿Qué necesité para prepararlos? En este caso, usé una bandeja de 12 huecos para preparar muffins o cupcakes, 12 papelitos parisinos, 12 palitos decorados, la masa, el buttercream, y los diferentes sprinkles. Por si acaso pensáis, "sí, sí, pero, ¿qué carajo son los sprinkles esos?". Pues se trata, sencillamente, de las "cositas" que he puesto encima del buttercream. Bolitas de colores, fideos de colores, azúcar brillante, estrellas... cosas que están al alcance de cualquiera. La mayoría de ellos los he comprado en carrefour o hipercor, porque hay mucha variedad. No puedo confirmar su existencia en otros establecimientos. Ingrid tiene también en su tienda mucha variedad, pero en esta ocasión no compré de la tienda ningunos. Si queréis hacer unas rosas como las mías, necesitáis una boquilla 1M de Wilton, y mangas pasteleras. Yo las uso desechables, son muy cómodas :)



Ingredientes para 12 cupcakes:
150 gr de harina
2 cucharadas pequeñas de levadura
150 gr de azúcar
150 gr de mantequilla
2 huevos
2 cucharadas de leche
2 cucharadas pequeñas de extracto de vainilla

1) Precalentar el horno a 160ºC. 
2) En un bol (si como yo, tenéis batidora manual, y no robot), mezclar la mantequilla con el azúcar. Tiene que ser mantequilla sin sal. No vale otra cosa. Si ponéis margarina, NO os saldrán como a mi.
3) Añadir a la mezcla los huevos ligeramente batidos con el extracto de vainilla, y mezclar.
4) Añadir la harina con la levadura. Yo siempre tamizo la harina, manías mías. Lo podéis hacer con un colador de arroz, o no hacerlo.
5) En este punto, quizás se os haya secado un poco la masa, así que podéis poner la leche. Puede que con una cucharada vaya bien, o necesitéis tres. Tenéis que verlo vosotros. Pero es importante que no quede especialmente líquida. Es para "ayudar".
6) Hornear durante unos 20-25 minutos. 

Cuando acaban de hornearse, y si habéis usado molde, quitarlas rápidamente y dejadlas enfriar. No podemos poner buttercream por encima si no están frías (¡o se derretirá!)

Ingredientes de buttercream para 12 cupcakes:
250 gr de mantequilla 
350 gr de azúcar glas
1 cucharadita de extracto de vainilla
6 cucharadas de leche

1) Mezclar todos los ingredientes, excepto el azúcar, y batir.
2) Añadir poco a poco el azúcar, tamizado, y integrarlo a la mezcla.
3) Una vez integrado todo, seguir batiendo unos minutos.

Unos cuantos consejos: yo usé colorante para el buttercream. No, no sale así de amarillo por arte de magia. Sinceramente, no se qué momento es el más adecuado para añadirlo. Yo lo hice al final, y batí para que se repartiese bien. Otra cosa. IMPRESCINDIBLE tamizar el azúcar. Tiene que estar fino para que no se atasque en la manga pastelera. La mantequilla, de nuevo, debe ser mantequilla. La marca da igual. Pero que sea mantequilla sin sal. Si no, esto no pasará: 

Pero, ¿¡como puedo hacer yo esa rosa?! Pues la verdad es que es muy fácil. Para mí fue la primera vez, y mirad! Se trata de ir desde el centro hacia fuera. Y ya está. Despacio, intentando repartir de forma uniforme el buttercream. Si puedo, haré un video explicándolo. 
Por cierto, que no se me olvide. Yo no me he inventado estas recetas, las he sacado del blog de Alma, http://www.objetivocupcake.com/. Es una maestra de las cupcakes, tiene muchos consejos y recetas que me han ayudado mucho. 
¡Espero que os guste mi receta! ¡Novedades pronto!