miércoles, 4 de julio de 2012

Tarta de queso sin horno

¡Hola a todos y todas!

Lo primero que hice cuando mi chico me regaló la KitchenAid fue preguntarle qué quería que le preparase. Porque cocinar me encanta, pero me encanta más aún cocinar para los demás. Es una bonita sensación la de preparar algo, y que salga bonito y bueno. Se que no soy nada modesta, ¡pero me gusta tanto que me digan lo bien que me salen las cosas! Así que nada, la primera petición que me hizo fue tarta de queso.



En este caso la tarta que he preparado es de queso tipo filadelfia sin hornear. Es muy sencilla, y el resultado es espectacular. También es bastante versátil, porque el elemento de la mermelada (totalmente necesario) puede cambiar a gusto del consumidor, dando a la tarta matices muy diferentes. 

La receta original la he sacado de Recetas de rechupete aunque yo he hecho unos pequeños cambios a mi gusto. ¡Aquí os la dejo!


Ingredientes para 8-10 raciones

30 galletas tipo Galleta María
100 g de mantequilla sin sal
250 g de leche condensada
300 g de queso tipo filadelfia
10 g ó 6 láminas de gelatina neutra
200 ml de nata para montar
2-3 cucharadas soperas de azúcar para la nata 
250 ml de agua
Mermelada al gusto

Preparación
0) Guardar la nata en la nevera al menos una hora antes de montarla, y a ser posible, también el recipiente donde vamos a batirla. Evitará que baje la nata.
1) Triturar las galletas con la picadora o con un mortero.
2) Calentar la mantequilla al microondas. Cuando esté derretida, añadir a las galletas.
3) Colocar la mezcla de las galletas en el fondo de nuestro molde, chafando con una cuchara o con las manos (¡limpias!). Guardar en la nevera. 
4) Mezclar el queso y la leche condensada, y batir hasta que quede uniforme. Reservar.
5) En un bol poner el vaso de agua bastante caliente y las láminas de gelatina hasta que se disuelvan totalmente.
6) Montar la nata con las cucharadas de azúcar. Mucho cuidado con no pasarse, o haremos mantequilla.
7) Añadir a la mezcla del queso y la leche condensada la gelatina disuelta y batir suavemente hasta que se incorpore.
8) Añadir la nata a la mezcla con movimientos envolventes para que no baje. (Hasta que esto no ocurra, mejor guardarla en la nevera, que baja enseguida).
9) Sacamos de la nevera el molde y añadimos la mezcla. Guardar en la nevera varias horas, recomendable de un día para otro. 
10) Añadimos mermelada al gusto (de fresas, moras, frutas del bosque...), desmoldamos, y a disfrutar :)




Comentarios:
Yo esta receta la he hecho con la KitchenAid. Si tenéis algún robot, las indicaciones son las mismas: cuando digo batir, batimos en el vaso con la mariposa, cuando monto la nata, con las varillas... Lo único que hice "a mano" fue mezclar la nata con la mezcla, para que no bajase. Igualmente, si tenéis batidora manual, se puede hacer perfectamente.


¡Espero que os guste!

1 comentario:

  1. Debe de estar buenísima, y especialmente indicada para dietas de ... ¿engorde? ... ¿aumentar colesterol? ... Noooooooo ¡endulzar el paladar que también da gustito!!!

    Dulces besos

    Dori

    ResponderEliminar